Celdas

Las celdas

D-R-Celdas

Las veinticuatro celdas de Valldecrist, que luego servirían de modelo a las de la cartuja de Ara Christi, se dispusieron a la manera de ermitas sin que hubiera paredes medianeras. Cada vivienda tenía dos plantas y estaba rodeada de un huerto en forma de “L”, al fondo del cual se colocaba la letrina y, adosada a ella, una pila que recibía el agua por una conducción que rodeaba el muro perimetral, que iniciado en 1644, debió de terminarse tres años después, dando cumplimiento, de esta manera, al mandato expreso de Martín I a Bernat Çafàbrega, según Alfaura: «acabada la obra o edificios principales(…) hiciese hacer una cerrada alrededor del convento a un tiro de ballesta y clausura al boalar para que los religiosos tuviesen en donde divertirse sin salir de las clausuras».

 

Sobre la distribución de espacios, si seguimos a Martín Gimeno y Santolaya Ochando, en la planta baja se albergarían las dependencias importantes para la vida del cartujo: vestíbulo, antecámara o avemaría y cubículum con estudio, oratorio y dormitorio. El piso superior se destinaría a desván, aunque a veces podía instalarse un pequeño taller. Es una distribución muy similar a la de la reconstruida celda de la cartuja de Scala Dei. Sobre la distribución de espacios, si seguimos a Martín Gimeno y Santolaya Ochando, en la planta baja se albergarían las dependencias importantes para la vida del cartujo: vestíbulo, antecámara o avemaría y cubículum con estudio, oratorio y dormitorio. El piso superior se destinaría a desván, aunque a veces podía instalarse un pequeño taller. Es una distribución muy similar a la de la reconstruida celda de la cartuja de Scala Dei.

 

Bastante más grande era la Celda Prioral, en una esquina del claustro, y con acceso tanto al claustro como al capítulo, para así poder tratar con las personas que se alojaban en la Antigua Hospedería sin romper la clausura de la comunidad.

- Las veinticuatro celdas de Valldecrist, que luego servirían de modelo a las de la cartuja de Ara Christi, se dispusieron a la manera de ermitas sin que hubiera paredes medianeras. -